Inicio / Minería Nacional / Gran Minería / Codelco / “La bomba logró el resultado contrario a lo que querían: vamos a seguir haciendo cosas en Codelco”

“La bomba logró el resultado contrario a lo que querían: vamos a seguir haciendo cosas en Codelco”

Presidente del directorio, Óscar Landerretche, y el ataque que sufrió en su hogar el 13 de enero

En su primera entrevista tras el atentado, explica por qué no cree la tesis de que grupos ecoterroristas o ex alumnos sean los autores del crimen. Y señala que en la cuprera han hecho cambios profundos y “es muy posible que hayamos tocado intereses y que se hayan molestado”. Valeria Ibarra

Una agenda repleta de reuniones tuvo esta semana Óscar Landerretche en Miami, Estados Unidos, donde cada año se realiza en esta fecha la conferencia de BMO Capital Markets de Metales y Minería. Las grandes mineras se reúnen con inversionistas y banqueros, en una ocasión que sirve para tomar el pulso al mercado. Codelco aprovecha de dialogar cara a cara con tenedores de bonos e inversionistas, que preguntan tanto por la situación de Chile como por la minera estatal.

Esta vez, además de las cifras de producción, deuda y perspectivas del país, al presidente del directorio de la estatal, la mayor productora de cobre del mundo, le consultaron, insistentemente, sobre el atentado que sufrió, en su hogar y acompañado de su familia, el pasado 13 de enero. En esta entrevista se refiere por primera vez -solo lo ha hecho en la revista interna de Codelco- a este ataque, que lo ha hecho poner en duda su continuidad en el ámbito público más allá del 2018, cuando deja la presidencia del directorio, pero que ha reforzado su convicción de profundizar los cambios en la minera estatal.

-En las conversaciones bilaterales que tuvo en esta conferencia, ¿le preguntaron por el atentado que sufrió el 13 de enero pasado?

“Por supuesto. Todo el mundo me preguntó, y mucho”.

-¿Cuál de las medidas que ha implementado como presidente de Codelco le ha granjeado más enemigos y puede dar luces de quiénes estarían detrás?

“Eso me lo preguntaron todos, y cada uno de ellos -ejecutivos, bancos, inversionistas- tenía su hipótesis favorita. Lo primero que yo hice fue decirles a todos que esto es efectivamente algo muy raro, es un caso muy excepcional en Chile, que esto no ocurre en Chile habitualmente y no tenemos información ni creemos, por lo menos yo no lo creo, que ese tipo de riesgos sea algo a lo que estén expuestos ni los políticos ni los empresarios ni los inversionistas en general en Chile. Les transmití que esto es una situación muy excepcional”.

“¿Por qué me preguntaban por eso? No por la curiosidad de lo que me pasó a mí en términos personales, sino por saber si se habían deteriorado las condiciones de seguridad de nuestro país. Y lo primero que les dije fue que creía que no, que esta era una situación excepcional, y segundo, que la policía chilena estaba investigando y creía que los iban a pillar”.

“Les dije que habíamos hecho distintas reformas al gobierno corporativo, que tienen como eje ordenador básico dar garantías de que no hay ningún grupo de interés, de ningún tipo, que actúe como dueño de Codelco; ninguno. Ni un empresario que tiene un contrato con nosotros tiene derecho per se a ese contrato, ni los trabajadores tienen derecho a ganar lo que ganan si no es en base a su productividad, ni las comunidades ni instituciones del Estado tienen propiedad sobre Codelco. Codelco es de todos los chilenos y hemos actuado coherente y consistentemente en ir, lentamente, cambiando la relación que tiene Codelco con todos estos actores privados, gremiales, institucionales”.

“Y por eso es tan importante lo que hemos hecho en los últimos años en términos de reformar el gobierno corporativo en transparencia, en probidad, en prácticas para que los chilenos sepan y estén seguros de que la compañía cuida su plata y que la plata es de ellos”.

-¿Qué han cambiado, concretamente?

“Cuando llegamos, del orden del 30 al 40% de los contratos de Codelco se asignaban directamente, sin licitación: hoy tenemos un 3% de contratos por asignación directa. Cuando llegamos, solo 20 personas en la compañía hacían declaraciones de intereses: ahora son 2.000 personas, todas las que manejan contratos. Cuando llegamos no existían controles especiales para las Personas Conectadas Políticamente (o su sigla genérica PEP), no existían controles para los ex trabajadores de Codelco que están en otras empresas: hoy tenemos controles y sistemas que, sin prohibirle a nadie trabajar, controlan que no haya situaciones inapropiadas”. “Hemos reformado el área de auditoría, de contraloría, de fiscalía interna, con nuevos equipos y nuevas estructuras. Hemos colaborado con Cochilco, con la Contraloría General de la República”.

“Es muy posible que allí hayamos tocado intereses y que se hayan molestado. Y por eso me parece muy extraña y exótica esta historia que circula en las redes sociales de que grupos ecologistas amateurs (perpetraron el ataque), y nadie la cree mucho. Probablemente haya alguno de estos intereses detrás de eso, usando a los ecologistas como fachada. Esa es mi hipótesis”.

-¿Por qué cree que lo del grupo ecoterrorista es una fachada?

“Porque eso desafía toda lógica; es por un tema de sentido común… ¿Es Óscar Landerretche una de las principales amenazas al medio ambiente en Chile? Me parece muy extraño que alguien haga una cosa así de sofisticada, así de audaz, de cruel y peligrosa, por algo que no tiene nada que ver conmigo. Pude ser que al final me demuestren que eso es así, pero tendrán que demostrarlo con pruebas muy claras”.

-Entonces, aquellos que han visto afectados sus intereses por las medidas que han implementado, ¿pueden estar detrás del ataque?

“No puedo especular. Pero si alguien creyó que nosotros vamos a hacer menos que esto que estamos haciendo porque hicieron esta barrabasada, están locos, vamos a hacer más, esto se va a poner más y más intenso”.

-El Ministerio Público le pidió un listado de sus ex alumnos. ¿Sospecha que alguno participó?

“No. Entiendo que los fiscales tienen que hacer la pega y chequear todas las opciones, pero no lo creo. El lunes empiezo mis clases en la universidad, tengo varias clases y les voy a dar explicaciones a los estudiantes y pedirles disculpas por las molestias que les pudiera haber causado. Yo conozco a los estudiantes de la facultad de Economía. Los conozco muy bien y desde hace mucho tiempo. Fui director de la facultad de Economía y Administración. Hice la reforma curricular, creé un magíster. Los conozco muy bien y me cuesta mucho creer eso”.

-¿Qué línea investigativa maneja el Ministerio Público en estos momentos?

“No he querido intervenir ni consultar por un tema de salud mental. Yo necesito concentrarme en hacer la pega, en terminarla bien y en hacerla aún mejor, dado lo que ocurrió. Estoy tranquilo de que está la policía y la fiscalía persiguiendo a estos miserables. Sé que los van a encontrar, y para mí eso es suficiente. Pero tenemos que tomar medidas de precaución en Codelco y estamos reforzando significativamente los protocolos de seguridad”.

-De los cambios en Codelco, ¿cuál ha sido el que ha generado más tensión interna? ¿Las políticas de probidad en relación a los PEP?

“No me atrevería a decir cuál ha sido el más impactante. Está eso (regulación de los PEP); está el haber reducido los contratos por asignación directa tan dramáticamente; está el tema de haber racionalizado y saneado la relación que tenemos con el mundo de las empresas contratistas; está el tema de las finanzas de Codelco y que se usen algunos de los fondos de la Ley Reservada del Cobre para reinvertir en Codelco… Yo creo que hay muchas cosas que hemos hecho en Codelco y que son candidatas a haber molestado a alguien”.

“Mentalmente, lo que he hecho es agarrar todas estas cosas que hemos hecho y decidir que las vamos a seguir haciendo y aún más intensamente. La bomba logró el resultado contrario a lo que querían: vamos a seguir haciendo cosas en Codelco, todas las que te he mencionado, la lista completa”.

-¿Cómo cambió su vida diaria? Por ejemplo, ahora tiene guardias…

“Sí, y eso ha sido bastante malo para mí. Yo siempre he andado en mi propio auto, mi jeep viejo de diez años, iba a la facultad, porque Chile es un país civilizado y se puede ser presidente de Codelco y profesor universitario y andar en su propio auto y tener una vida confiando en una sociedad en que las libertades públicas funcionan”.

“Lo que ha pasado es que después del atentado, las policías, la gente de Codelco y mi propia familia me han recomendado que seamos más cuidadosos por un tiempo. A pesar de que mi instinto es seguir siendo como soy, consideré que era sensato seguir el consejo de la gente que te quiere”.

-¿Las medidas de seguridad se mantienen solo hasta que sea presidente de directorio de Codelco, o continúan después de dejar el cargo?

“No he querido pensar más allá, pero obviamente cuando yo deje de ser presidente de Codelco, se acabó, ya no tengo relación con la corporación”.

¿Sigue en el servicio público?: “Después de algo como eso, uno se cuestiona todo”

-El atentado, ¿afectó su convicción de trabajar en el ámbito público?

“Para ser bien sincero, yo tenía dudas antes del atentado, las que tienen que ver con el deterioro que observo en la calidad del debate público, con el predominio que está teniendo en la política chilena la lógica de la industria del entretenimiento, un poco al estilo de lo que ha pasado en Estados Unidos más dramáticamente. Pero en Chile ya se observa un poco eso, de frivolización y farandulización de la política. Antes del atentado yo ya sentía una cierta sensación de que no sabía si ese era el tipo de debate en que alguien como uno puede hacer un aporte”.

“Y voy a ser muy sincero: cuando ocurre algo como lo que ocurrió, con los riesgos que tuvo para mi familia, en particular para una hija mía que se salvó de milagro, de milagro, un angelito la preservó, después de algo como eso uno se cuestiona todo. Yo he tomado la siguiente decisión: si tengo un año y unos meses más de trabajo en Codelco, voy a terminar este trabajo bien y les vamos a entregar una mejor empresa a los chilenos, y creo que las cosas están dándose y están ayudando un poco los mercados para que eso ocurra. Y las decisiones que tenga que tomar para mi futuro las tomaré al día siguiente”.

Ley Reservada: “Las finanzas de Codelco deben ser saneadas institucionalmente”

-Hay una medida que no depende de Codelco mismo, que es la derogación de la Ley Reservada. El ministro de Hacienda no la tiene como prioridad. ¿Qué va a hacer en ese contexto?

“Efectivamente, eso no depende de nosotros. Lo que sí depende, y lo vamos a hacer, es continuar hablando con todos los chilenos y con el Parlamento, el sistema público y la prensa, para explicar la importancia de que se capitalice a Codelco y que se entienda que las finanzas de Codelco deben ser saneadas institucionalmente y que mecanismos que pudieron haber tenido una lógica en la Guerra Fría, en la época de los conflictos que tuvimos hace cuarenta años en este país, hoy no tienen sentido ni justificación”.

-¿Va a intentar cambiar la política de financiamiento y la Ley Reservada desde Codelco?

“Absolutamente”.

-¿Aunque no tenga el apoyo del Gobierno?

“En este caso no es una posición de Codelco, porque la empresa tiene la política de no tener posición sobre las leyes y temas públicos; simplemente las acatamos. Esta es una posición mía, como presidente del directorio, como vocero principal de la compañía y como actor público. Cuando me preguntan por esto yo tengo que dar mi mejor juicio técnico y público. Y desde mi punto de vista, necesitamos una ley de financiamiento estructural de Codelco justamente porque la política se está deteriorando y se está volviendo más inmediatista y más de corto plazo. Le cuesta mucho a la política de hoy, tanto en Estados Unidos como Inglaterra, España o Chile, mirar el largo plazo; le cuesta mucho las decisiones financieras, y es por eso que es importante encontrar mecanismos de largo plazo. Y dentro de la solución de saneamiento financiero de Codelco, de capitalización estructural, yo he propuesto varios mecanismos -incluyendo uno, en que solo se capitaliza la empresa si hay plata, no cuando no hay-, pero dentro de esas soluciones, obviamente que se tienen que terminar todos estos mecanismos extraños de financiamiento a terceros que existen. Eso es evidente”.

“Eso es bastante de sentido común. Esto no tiene nada que ver con si uno cree o no que las Fuerzas Armadas deben recibir financiamiento o cuánto. De hecho, yo pienso que es necesario que exista un mecanismo de financiamiento de las Fuerzas Armadas importante”.

-Si se lo ofrecen, ¿va a seguir en Codelco después de mayo de 2018?

“Dependerá de cómo se resuelva el caso del atentado y de las circunstancias políticas del país”.
En Chile ya se observa un poco eso, de frivolización y farandulización de la política. Antes del atentado yo ya sentía una cierta sensación de que no sabía si ése era el tipo de debate en que alguien como uno puede hacer un aporte”.”Yo creo que hay muchas cosas que hemos hecho en Codelco y que son candidatas a haber molestado a alguien”.
“Si alguien creyó que vamos a hacer menos que esto que estamos haciendo porque hicieron esta barrabasada, están locos: vamos a hacer más”. “A fines de año, el precio del cobre se acercará a los US$ 3 por libra”

-¿Han cambiado las perspectivas del precio del cobre?

“Cambiaron radicalmente: hay mucho optimismo. Son más optimistas que yo. Mi percepción es que después de que se dieron a conocer las cifras de China, en noviembre, ha habido un continuum de señales en esta dirección, que la demanda está muy fuerte, pero la oferta está lenta”.

“Por el lado de la demanda, tienes a China y Estados Unidos. En China hay una gran demanda que viene por la electrificación del país, la descontaminación y el impulso a los autos eléctricos, además de la demanda que viene del sector inmobiliario, que ha andado bien porque las autoridades chinas han manejado mejor de lo esperado las transiciones financieras que tienen que hacer. Todos creíamos que iba a haber una crisis en China y no hubo”.

“Y en Estados Unidos, si bien hay harta duda de cómo va a financiar el Presidente nuevo (Trump) su programa, hay un sesgo hacia la infraestructura y el sector inmobiliario, lo que va a contribuir a la demanda mundial de cobre, aunque Estados Unidos es bastante menos que China en la demanda mundial, es 8% a 9%, mientras China es como 45%”.

“Por el lado de la oferta, esta está bastante limitada: no ha habido descubrimiento de nuevas minas de cobre; las grandes mineras, incluidos nosotros en Codelco, son muy cautelosas en sus inversiones, y las regulaciones que hacen más difícil hacer proyectos, lo que ha ocurrido en Chile y en todas partes. La suma de todo es que se cree que este año habrá un déficit moderado de cobre, de hasta 100.000 toneladas, y que en 2018 el saldo en rojo será de 100.000 a 200.000 o más”.

-¿Cómo se traduce en precio?

“En los próximos meses, vamos a observar un incremento sostenido en el precio. Una de las razones por las que no está reaccionando (al alza) ahora ya, es porque todavía hay bastantes reservas de cobre en los inventarios de las bolsas y las compañías”.

-¿Cuándo se acercará a US$ 3?

“Hay gente en el mercado que cree que a fines de este año debiera estar subiendo bastante, cerca de US$ 3 la libra, hay otra que cree que será más de US$ 3”.

-Y usted, ¿qué cree?

“Yo siempre he estado entre los pesimistas del precio, pero creo que hay datos objetivos que están dando vuelta al mercado en esa dirección. Porque también la gente de venta de Codelco en China nos ha transmitido que les ha sido mucho más fácil vender el cobre. Si antes les tomaba dos o tres semanas cerrar los contratos, el año pasado en Shanghai cerraron todos los contratos como en cuatro días. Realmente hay un apetito por cobre”.

“Por eso estoy de acuerdo con el consenso que se percibe en esta conferencia, de que a fines de año el precio del cobre se acercará a los US$ 3 por libra. Para que suba de US$ 3 tendríamos que ir al 2018 y observarse con más claridad un déficit en el mercado y un exceso de demanda más fuerte. Sobre US$ 3, no creo que vayamos a verlo sino en 2018. Ojalá me equivoque y sea antes”.

Fuente: El Mercurio/Valeria Ibarra

Relacionada:

Landerretche afirma que “casualidades llevaron a que atentado no fuera fatal”

Compruebe también

Directorio de Codelco interviene en polémica por contratos “top” de dirigentes sindicales

Mesa exigió a la administración un informe sobre planes de egreso, beneficios, viajes pagados por …