Inicio / Sin categoría / Proponen Bancos y Bonos Verdes para energías limpias

Proponen Bancos y Bonos Verdes para energías limpias

am110_enc_energia

El Consejo para la Defensa de Recursos Naturales, NRDC, por sus siglas en inglés dio a conocer el estudio “Perspectivas del Financiamiento de las Energías Limpias en Chile: ¿Oportunidades para los Bancos Verdes y los Bonos Verdes?
En la ocasión Carolina Herrera, del Programa Internacional, Proyectos Latinoamérica y Sarah Dougherty, del Centro para la Innovación de Mercado del NRDC, informaron sobre los alcances de este estudio, las intenciones y gestiones que realizarán para poder implementarlos en Chile, además de exponer sobre casos en los que están ya operando.
Las expositoras indicaron que Chile ha demostrado tener la intención de avanzar en las tecnologías limpias, tanto desde el ámbito público y privado, lo que se ha demostrado con la instalación de diversas plantas de Energías Renovables No Convencionales y la inclusión de ellas en las leyes de energía del país.
“Frente a esto es que los bancos verdes y los bonos verdes se configuran como herramientas que potencialmente pueden ayudar a superar brechas en el financiamiento de energías limpias en Chile. Entre las ventajas de la implementación y operación de bancos verdes están la capacidad de mejorar las condiciones para la oferta de crédito a proyectos de energía limpia, la capacidad de agrupar proyectos pequeños para alcanzar una escala comercialmente atractiva, la creación de productos financieros innovadores y la difusión de información sobre los beneficios de los proyectos en cuestión para ayudar a ampliar el mercado”, explicó Carolina Herrera.
Además dijo que los bonos verdes se pueden utilizar para refinanciar un proyecto a un costo razonable y a largo plazo, una vez que el proyecto haya pasado por la fase de construcción y esté operando con éxito, capitalizar a un banco verde, y construir un portafolio de activos verdes para atraer inversionistas institucionales en el mercado de capitales.
Sobre la experiencia internacional, Sarah  Dougherty, comentó que se ha demostrado que la implementación de estas instituciones y mecanismos puede suponer inversiones rentables y la atracción de capital privado.
“Pueden contribuir al cumplimiento de políticas de energía limpia y metas de reducción de gases de efecto invernadero, así como apoyar el desarrollo económico. El Green Bank Network, una nueva iniciativa lanzada por seis bancos verdes en conjunto con el NRDC y la Coalition for Green Capital, ha sido creado para ayudar  catalizar las inversiones verdes”.
Indicó también que los objetivos son facilitar el intercambio de información y experiencia entre los bancos verdes existentes; ayudar a crear bancos verdes nuevos y apalancar más capital privado.
Indicaron que para levantar este estudio se realizaron 34 entrevistas a actores públicos y privados del mercado eléctrico chileno, así como también con agentes relacionados al mercado financiero nacional e internacional.
El documento  concluye que para que Chile logre obtener los beneficios derivados de una matriz energética diversificada, se deben desarrollar y financiar en forma continua proyectos de ERNC de mediana y gran escala interconectados a la red, soluciones de menor escala a nivel residencial, comercial e industrial, ya sea para generación distribuida o bien para autoabastecimiento: así como soluciones de eficiencia energética. Los bancos y bonos verdes se vislumbran como dos posibles soluciones para impulsar la inversión de este tipo de proyectos.
“En el caso de los bancos verdes, se recomienda que su posible creación se realice en conjunto con agencias o instituciones chilenas ya existentes, para aprovechar las experiencias previas desarrolladas en el país”.
Dentro de las recomendaciones que hacen está el realizar un análisis más detallado de los tipos de financiamiento que han ofrecido las distintas instituciones de Gobierno para identificar los posibles vacíos que un banco verde podría ayudar a resolver. Además iniciar un proceso de educación y capacitación sobre bancos verdes para actores interesados; entre otros.
Herrera y Dougherty señalaron que el paso que viene es conversar con las autoridades y entidades relacionadas para darle cuerpo a esta instancia, la que ha sido muy exitosa en países como Australia, Malasia, Japón, Reino Unido, y Estados Unidos,  donde ya se han implementado.