Inicio / Minería Nacional / Gobierno / Las revelaciones de Bitran sobre Rockwood y SQM

Las revelaciones de Bitran sobre Rockwood y SQM

El vicepresidente de Corfo cuenta que se ha entrevistado con inversionistas chinos y estadounidenses interesados en comprar acciones de Pampa en SQM. Descarta un conflicto al interior del consejo directivo de la entidad por el contrato con Rockwood y asegura que retraso se debió a complejidades del contrato.

Esta semana, la oficina de abogados del ex agente chileno ante La

Haya, Felipe Bulnes, terminó de redactar el nuevo contrato entre Corfo y Rockwood por la explotación del Salar de Atacama. En dos o tres semanas, como máximo, se reunirá el consejo directivo de la Corfo para aprobar el nuevo deal. Así lo adelantó a La Tercera el vicepresidente de Corfo, Eduardo Bitran, en una conversación sostenida en el marco del Chile Day en Londres.

“En la escritura del contrato, obviamente hubo miles de detalles, y los otros también querían hacer ver sus posiciones, eso es en lo que estábamos. El proceso de escribir el contrato no lo podíamos hacer unilateralmente, y eso tardó hasta esta semana. Ahora estamos en condiciones de ir al consejo de Corfo”.

En el detalle, el nuevo contrato se adecua fielmente a lo estipulado en el memorándum de entendimiento firmado en febrero de este año entre Bitran y el gerente general de Rockwood en Chile, Stephen Elgueta. Se trata del pago de parte de la minera de una comisión que podría llegar hasta el 40% sobre las ventas indexado al precio internacional del litio, a cambio de un contrato de explotación por 27 años. Además, la firma de capitales estadounidenses deberá invertir entre US$ 400 y US$ 600 millones para aumentar su producción de litio de grado batería desde las 24 mil toneladas actuales a 70 mil toneladas y también desarrollar tecnología para producir cinco mil toneladas de hidróxido de litio, producto con el cual hoy no compite con SQM, el mayor productor mundial de litio, que sí lo produce.

De esta forma, también Bitran salió al paso de las versiones que hablaban de una petición de La Moneda de explicitar su postura a favor de Rockwood de manera tan pública. “No. nada que ver. El tema es que nosotros contratamos una oficina de abogados externos, la de Felipe Bulnes, el ex representante de Chile ante La Haya, y ellos fueron los que analizaron el tema, porque es súper específico”, señala, explicando de esa forma también el retraso en la fecha original para firmar el contrato, estimado para el 30 de marzo y que no se logró alcanzar.

Pero ese no fue el único punto que el ex ministro de Obras Públicas del primer gobierno de Michelle Bachelet aclaró: Bitran también respondió a la posibilidad que se había levantado de que Rockwood hiciera un pago retroactivo por los años que no pagó royalty minero. “No, para atrás no podemos, ¿cómo vamos a cobrarles por años anteriores?”, responde.

Aclara, en todo caso, que las diferencias en el cobro que se hace a SQM versus Rockwood tienen que ver con el origen del contrato. “Cuando se crea la compañía (antecesora de Rockwood), Corfo participaba del 45% de la propiedad, lo que Corfo aporta es el contrato y la reserva. En vez de tener un royalty, se lo pagaron en un porcentaje de la propiedad. Después Corfo vendió su propiedad en Rockwood y por eso se quedó con cero royalty. En el caso de SQM, tuvo una participación inicial mucho más baja y otro contrato”, detalla el vicepresidente.

“De todas maneras, las regalías que se pagan a Corfo eran muy bajas, y lo que estamos haciendo es corregir eso para el caso de Rockwood”, asegura.

Y en específico sobre SQM y el anuncio que hizo de un joint venture en Argentina para producir litio, operación que fue leída en el mercado como una muestra de presión a la Corfo en medio del juicio arbitral para terminar el contrato en Chile de manera anticipada, Bitran asegura que “ellos

tienen legítimo derecho de buscar litio donde les parezca más razonable”. Pero aclara: “El Salar de Atacama tiene cualidades que otros no tienen”.

También entrega detalles desconocidos de las tratativas por vender el 19% que Pampa Calichera mantiene en SQM y que fue iniciado en noviembre del año pasado por su controlador, Oro Blanco. “Los interesados, por Ley de Lobby, han solicitado reunirse con nosotros”, reconoce Bitran.

“Han venido inversionistas, empresas chinas y de Norteamérica y nosotros los atendemos”, dice.

Las principales inquietudes que han planteado los inversionistas, cuenta Bitran, “es si esta situación de no diálogo absoluto con SQM es un tema indefinido. Y nosotros les respondemos que SQM con su gobierno corporativo y con su violación sistemática de nuestros contratos, para nosotros no es un socio confiable, y por lo tanto, mientras estén esas condiciones vamos a seguir pidiendo el término anticipado del contrato”.

De todas maneras, no han llegado al nivel de hablar de cambios futuros del compromiso e igualarlo a las mismas condiciones que acordaron con Rockwood. “Ellos piden información de cuál es la posición de Corfo, lo cual es legítimo, y nosotros tenemos que dársela, no queremos bloquear nada, señalamos obviamente que nos preocupa el nivel de cumplimiento de los estándares internacionales que tiene SQM en términos de ética, de compliance, y cómo eso se refleja en la relación con Corfo. Y se refleja en incumplimientos de nuestros contratos”, relata.

Por último, para el ex ministro, los cambios en el gobierno corporativo y en la gestión de la empresa que ha anunciado SQM en el último tiempo no son suficientes. “¿Cree usted que ha habido cambios?, ¿ha visto el directorio que tienen? Cambio de gobierno corporativo es cambio de gobierno corporativo”, responde Bitran.

Y sobre el reingreso de un integrante de la familia Ponce al directorio, dispara: “Es un problema de ellos”.
Fuente: La Tercera/Nicolás Durante

Compruebe también

Directorio de Codelco interviene en polémica por contratos “top” de dirigentes sindicales

Mesa exigió a la administración un informe sobre planes de egreso, beneficios, viajes pagados por …