Inicio / Minería Internacional / Venezuela – BCV asumirá comercialización internacional de diamantes

Venezuela – BCV asumirá comercialización internacional de diamantes

Las manifestaciones diamantíferas se concentran en el estado Bolívar Las manifestaciones diamantíferas se concentran en el estado Bolívar

El Banco Central de Venezuela (BCV) publicó una resolución con las normas para la comercialización del diamante en bruto con el sistema de certificación del Proceso Kimberly, que fija a la máxima autoridad monetaria como ente exportador de los diamantes en bruto en el mercado internacional.

Venezuela espera que el Proceso Kimberley apruebe su reingreso al organismo, del cual salió en 2008 por la falta de confiabilidad en sus estadísticas de producción, una condición que se mantiene pues luego de la salida de la instancia internacional no hubo reversión del abandono minero.

La resolución, publicada en la Gaceta Oficial N° 40.897 del 5 de mayo, regula los aspectos atinentes a la comercialización de diamantes en bruto, desde, hacia y dentro del territorio nacional con arreglo a la adopción de las disposiciones del Sistema de Certificación del Proceso Kimberley, cuya implementación será responsabilidad del BCV.

Los titulares de derechos mineros que desarrollen actividades lícitas de exploración y explotación de recursos diamantíferos en áreas destinadas a las actividades mineras en el territorio nacional, establece el artículo 3, “deberán vender al Banco Central de Venezuela la totalidad de los diamantes en bruto que hayan sido obtenidos conforme a los términos y condiciones que dicte este instituto en cumplimiento de la normativa especial que rige la materia”.

Registro en el BCV

La comercialización internacional de diamantes en bruto producidos en el país, indica el artículo 4, será efectuada por el Banco Central de Venezuela. El ente determinará el porcentaje de la producción diamantífera que deberá destinarse al mercado interno, específicamente al sector transformador nacional.

Los titulares de derechos mineros deberán formalizar su inscripción ante el Registro de Proveedores llevado por el BCV, con antelación a la operación de venta y entrega de los diamantes en bruto.

De acuerdo con el artículo 6, al momento de la operación de venta, los proveedores de diamantes en bruto deberán presentar al BCV la declaración jurada en la que expresen el origen del mineral y la descripción de los procesos empleados para su extracción.

“El BCV expedirá el correspondiente Certificado del Proceso Kimberley y será el encargado de su validación para la comercialización internacional, como autoridad exportadora”, indica el artículo 7. A su vez, el BCV podrá solicitar a la autoridad importadora del país al cual han sido destinados los diamantes en bruto, la correspondiente confirmación de importación.

La resolución establece que la máxima autoridad monetaria creará una oficina que tendrá a su cargo el seguimiento de la implementación del Sistema Kimberley y designará al funcionario responsable.

El BCV deberá remitir trimestralmente al Sistema de Certificación del Proceso Kimberley las estadísticas de exportación registradas. A la par, el ministerio con competencia en minería deberá remitir al BCV las estadísticas de producción nacional de diamante en bruto.

Producción en caída

La producción formal de diamantes en Venezuela ha retrocedido de forma significativa. En 1990, según cifras del Ministerio de Industrias, se registraba una producción de diamante de 336 mil 976 quilates, monto que se derrumbó a 2.099 quilates en 2010, el último número registrado por el Proceso Kimberley.

En el estado Bolívar se concentran las manifestaciones diamantíferas, específicamente en la región de Guaniamo y en las cuencas de los ríos Caroní y Paragua, de acuerdo con el documento preliminar del Plan Minero Nacional, realizado por la Corporación Venezolana de Guayana en 2011.

Luego de revocar diversas concesiones de explotación diamantífera, resta que el Ejecutivo establezca las zonas para la extracción de la piedra preciosa, aunque dirigentes como el presidente de la Cámara Minera de Venezuela, Luis Rojas Machado, duda de la experticia del Banco Central para llevar adelante el desarrollo diamantífero.

“El BCV no tiene infraestructura para comprarlo, ni expertos diamantíferos. Están interesados porque dicen que los diamantes nos van sacar del atolladero y eso es mentira (…) se trata de usarlo como reserva internacional, pero en ninguna parte del mundo se usa como reserva”, opinó.

Fuente: Correo del Caroní/ María Ramírez Cabello

Compruebe también

El precio del oro sube mientras caen el dólar y las acciones

El lunes, los precios del oro subieron 15,28 dólares la onza debido a que el …