Inicio / Minería Internacional / El oro recobra su brillo

El oro recobra su brillo

El metal dorado protagoniza su mejor inicio de año en tres décadas gracias a la debilidad del dólar, la baja inflación y la incertidumbre económica

En estos días, con el actual precio del dinero y el euríbor en negativo, es mejor tener monedas o lingotes de oro que acciones de una sociedad del Ibex o letras del Tesoro. El valor del patrón oro se ha convertido en un refugio natural puesto que, contrariamente a lo que viene ocurriendo con otras inversiones, no está ligado a un emisor que pueda quebrar. Los inversores de todo el mundo son conscientes de que este preciado metal es un activo realmente seguro que se ha convertido en uno de los depósitos de valor más importantes frente a las crisis y a las incertidumbres políticas actuales.
El precio del metal dorado protagoniza su mejor inicio de año en tres décadas y su dinámica escalada de cotizaciones le ha llevado esta semana hasta los 1.300 dólares por onza (28,35 gramos), nuevo máximo de los últimos 15 meses.
En concreto, su valor se situó en los 1.302 dólares, un 22,83% más que lo registrado al inicio de 2016 y alcanzando su nivel máximo desde enero de 2015. Cabe recordar que el máximo histórico lo registró en septiembre de 2011 al batir el récord de los 1.930,2 dólares la onza, cuando, según Simon Weeks director de metales preciosos de Bank of Nova Scotia, actuó como divisa y de ahí su alta revalorización en el mercado.
La remontada actual se explica por la debilidad del billete verde (el euro superó esta semana los 1,15 dólares por primera vez desde agosto de 2015), el bajo crecimiento de la inflación y la incertidumbre de los mercados financieros tras la reunión del Comité Federal de Mercado Abierto de la Reserva Federal Estadounidense (FED), que no aclaró cuando subiría los tipos de interés, a pesar de dejar abierta la puerta a que esta opción se materialice en junio.
Para el profesor Rafael Pampillón, el aumento del precio de este mineral se debe a un incremento de la demanda y a que la oferta es, relativamente, rígida. Además, prosigue, se ha convertido en un bien seguro en momentos de incertidumbre política y económica, con turbulencias financieras y volátiles en los tipos de cambio. «Frente a un dólar que pierde valor la compra del metal dorado es una huida hacia la calidad».
El profesor Pampillón subraya que nadie sabe cuál será la evolución en la cotización de este bien a medio y largo plazo, aunque sostiene que, en su opinión, el mercado alcista no ha terminado y seguirá creciendo mientras se mantenga la situación de inestabilidad.
Otro experto, el economista, Guillermo Barba, destaca que, pese al mal comportamiento que anotaron el oro y la mayor parte de las materias primas durante el último semestre de 2015, lo cierto es que desde principios de este año ha comenzado un rally marcado por el optimismo para los inversores que siguen la tendencia del bull market (mercado alcista). Barba argumenta que la cotización seguirá incrementándose durante todo este ejercicio, dadas las perspectivas a la baja de la economía presentadas por los organismos internaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI) o del Banco Central Europeo (BCE).
Las cotizaciones de las principales materias primas también están experimentando una importante especulación al alza. A día de hoy, el oro cotiza a 1.276 dólares la onza, frente a la plata que marca los 17,34 dólares, el petróleo 45,36 dólares el barril de Brent, el platino 1.054 $/tn, paladio 599 $/tn, cobre 4.892 $/tn, zinc 1.875 $/tn, níquel 9.390 $/tn, aluminio 1.611 $/t, o el estaño 17.350 $/tn.

Sorpresas. Para Jeffrey Nichols, gerente de American Precious Metals Advisors, «el oro va a subir mucho más en los próximos meses, pero los mercados no trepan de forma constante mucho tiempo y, cuando todo el mundo salte a bordo, pueden aparecer sorpresas».
En definitiva, el atractivo de este metal va más allá de la especulación como divisa y, según los expertos, muy pronto llegará a los 1.400 dólares la onza. Quizás esté excesivamente valorado o no, pero lo cierto es que se trata del refugio ideal de inversiones que buscan acumular patrimonio. Un seguro que especuladores  y ahorradores manejan con gran pericia para saber cuándo hay que comprar y vender y, sobre todo, que no hay que perder nunca de vista.
Fuente: El Día de Valladolid/Carlos Cuesta

Compruebe también

El precio del oro sube mientras caen el dólar y las acciones

El lunes, los precios del oro subieron 15,28 dólares la onza debido a que el …