Inicio / Minería Nacional / Energía / Presidentes extranjeros y participación remota en directorios marcan nuevo sello de Enel en Enersis y Endesa

Presidentes extranjeros y participación remota en directorios marcan nuevo sello de Enel en Enersis y Endesa

Desde su llegada, el CEO de Enel, Francesco Starace, impulsa cambios en mesas de las eléctricas:

Cuando las firmas pasaron de capitales chilenos a españoles , casi siempre se mantuvieron en las mesas presidentes locales, a diferencia de ahora.

Una serie de cambios han ocurrido en Enersis y Endesa desde que Francesco Starace asumió en 2014 como CEO de Enel, la firma italiana que controla estas eléctricas.

Al interior de estas filiales ha llamado especialmente la atención el giro radical en la forma como operan sus directorios. Poco después de la llegada de Starace no solo aumentó el número de ejecutivos italianos en las compañías. En las mesas de las eléctricas se terminó con una tradición que cultivaron desde Endesa España después de la salida de Alfredo Llorente, en 2002, y que consistía en mantener a presidentes de origen chileno en los directorios. El principio del fin de esta costumbre se produjo en Endesa Chile, con la salida de Jorge Rosenblut, quien fue reemplazado por el italiano Enrico Viale, hoy presidente de Endesa Chile y la nueva Endesa Américas. Por su parte, Rosenblut reemplazó a Pablo Yrarrázaval en la presidencia de Enersis, y más tarde el primero fue sustituido por el español Borja Acha.

Sumado a esto, los directores extranjeros participan habitualmente vía videoconferencia en las reuniones, mientras que los representantes de Endesa España lo hacían presencialmente varias veces al año.

Conocedores de la situación indican como ejemplo que Viale solía venir más a las sesiones de directorio, pero advierten que en el último tiempo eso habría cambiado. Borja Acha, en tanto, que también es el director jurídico de Enel, pese a ser español, pasaría la mayor parte de su tiempo en Roma.

Lo anterior -manifiestan fuentes cercanas a la firma- sería indicativo que desde la llegada de Francesco Starace, el grado de sensibilidad con las filiales chilenas ha ido disminuyendo y que Roma ha ido ganando importancia en la toma de decisiones.

Agregan que este fenómeno se profundizaría, ya que con la reestructuración de los activos y la separación del negocio chileno del latinoamericano, nuestro país dejaría de ser el centro de mando de Enel en la región. Las fuentes añaden que todas las señales apuntan a trasladar directamente a Roma la toma de decisiones de Endesa y Enersis. Explican que prueba de lo anterior es la intención del controlador de separar la gestión de los activos térmicos de Endesa Chile -que estarán administrados ahora por Enrico Viale, desde la división global que Enel tiene para ello- de los hidroeléctricos. Estos últimos -que corresponden al 60% de la capacidad de Endesa Chile- se gestionarán junto con las plantas de energías renovables no convencionales de la italiana, agrupadas en Enel Green Power (EGP). Esta sociedad fue absorbida por Enel.

Paralelamente a esta pérdida de importancia de las sociedades chilenas como gestionadoras de las inversiones de Enel en la región, en Enersis y Endesa se han producido múltiples desvinculaciones de ejecutivos históricos, a lo que se sumaría una eventual desaparición de las marcas Enersis, Endesa y Chilectra, las que serían reemplazadas por Enel durante el segundo semestre de este año.

LOS CAMBIOS Y LA BAJA INJERENCIA DE LOS CHILENOS EN LA MESA SERÍAN UNA SEÑAL DE QUE EL MERCADO LOCAL ESTÁ PERDIENDO ATRACTIVO PARA LOS CONTROLADORES, Y YA NO ES LA ÚNICA ENTRADA HACIA LATINOAMÉRICA, COMENTAN CERCANOS.
Fuente: El Mercurio/Antonia Eyzaguirre y César Sottovía

Compruebe también

Arabia Saudita y Softbank planean mayor proyecto solar del mundo

Arabia Saudita y Softbank Group Corp. firmaron un memorándum de entendimiento para construir un proyecto …