Inicio / Minería Nacional / Pese a ajustes, Chile sigue bajo la media mundial en productividad minera

Pese a ajustes, Chile sigue bajo la media mundial en productividad minera

En el 2016 el margen de caja se proyecta en 3%, con un costo de producción de US$1,96/libra. Esta cifra se ubica por debajo de la producción global sin Chile, cuyas cifras son de 19% y US$1,63, respectivamente.

Pese a los recortes de capital, la desvinculación de ejecutivos y trabajadores y la paralización de faenas productivas, la industria minera nacional sigue al debe en productividad.

Actualmente la actividad minera en Chile tiene costos operacionales 10% por encima de la media mundial, arrastrada por una baja productividad laboral junto a condiciones operativas complejas como la caída de la ley de cabeza y el déficit hídrico.

De acuerdo con una presentación realizada por el presidente ejecutivo de Collahuasi, Jorge Gómez, durante la inauguración del seminario MineExcellence el miércoles en Santiago, el margen de caja de las mineras chilenas se ubica en niveles históricos y muy por debajo de sus pares del globo. Si en 2010 el margen de caja -medido como el precio menos el C1 junto al costo indirecto, los intereses  y el Capex de mantenimiento- era de 52%, éste ha bajado en seis años a un 3%. En cuanto a su relación con el margen global sin contar a Chile, este también ha sufrido: si en 2010 la diferencia era de seis puntos porcentuales en 2016 es de 16 (ver gráficos).

En cuanto a los costos, en 2010 las empresas globales tenían un costos de US$1,42/libra -teniendo su peak en 2012 con US$2,36/libra-, este año promedian US$1,96/libra; mientras que Chile en iguales fechas promediaba US$1,63 y US$1,96/libra, con un US$2,20/libra en el boom minero.

Dicho panorama da cuenta de que pese a que en los últimos años las operaciones chilenas han reducido y gestionado sus costos, los esfuerzos del resto del mundo han tenido más efecto que en Chile.

“Hay un porcentaje importante (de las mineras) que en este minuto están en la línea de corte y definitivamente hay algunas que tienen costos superiores al precio del cobre de este minuto”, advirtió Gómez.

“Nosotros nos movemos por volúmenes por muchos años, pero cuando llegó el momento de preocuparse por la calidad y la eficiencia nosotros estábamos en otro viaje. Hay empresas que lograron realizar eso antes y los que no lo hicieron hoy están pagando el costo. Nos ha costado tres años mover la cabeza y ver que el cobre estaba bajando”, indicó el vicepresidente de optimización de negocios cobre y director de Collahuasi, Rodrigo Subiabre.

Las cifras presentadas tienen directa relación con la productividad de la dotación de la industria minera. Desde 2010 Chile ha perdido competitividad con respecto a países líderes en la industria minera, ubicándose por debajo de Canadá, Australia, Perú y Estados Unidos. En el caso de estos tres últimos países vieron incluso elevar la productividad de la dotación propia en los último cinco años.

Si se analiza el total de horas trabajadas, en estos cuatro países es similar, la diferencia está en la cantidad de gente que está en la operación, explicado en parte por el bajo costo laboral y por el tamaño de las dotaciones de terceros.

Respecto al tiempo efectivo de trabajo las operaciones mineras nacionales también están al debe. Del tiempo que tienen disponible para que los operadores y mantenedores trabajen, sólo están frente a los equipos en un 35 y 45% del tiempo. El resto se va en traslados desde la casa de cambio a su puesto de trabajo y de vuelta, a los lugares de colación, en charlas de seguridad, en preparación de sus herramientas, entro otros. Y ese tiempo que queda también es susceptible a perderse en descoordinaciones (ver gráfico).

A estos factores se suma complejas condiciones operativas como una caída de 20% en la ley de cabeza en ocho años -versus 8,3% global-, un alto costo energético y un empeoramiento de déficit hídrico, pese a que el consumo minero se ha mantenido estable en los últimos años.

Frente a estas cifras Rodrigo Subiabre advierte que son reflejo del pobre rendimiento de la administración minera durante el boom de precios. “Muchas personas se nublaron por el precio. Las inversiones de capital que nosotros hicimos en proyectos de infraestructura nos llevaron a valores estratosféricos, pagábamos ingenierias extremadamente costosas, con una calidad que hoy día vemos los resultados. El precio lo pagaba todo, no importaba ganar un poco menos porque igual ganábamos”.

Según explica, parte de la problemativa viene de los propios fundamentos del mercado. “Lo que ocurre es que los commodities, y principalmente el cobre, es que tiene la problemática de que es un producto a granel sin concepto de calidad, entonces lo produces y lo sacas. Segundo, no necesitas calidad para venderlo ya que es tal la demanda que todos lo compran; y la tercera trampa era el precio, era el precio era muy alto. Entonces, cuando tienes un producto que lo colocas al mercado sin importar la calidad, lo que colocas lo vendes y más encima el precio estaba alto, tú lo produces a cualquier costo”, sostiene.
Jorge Gómez, presidente ejecutivo de Collahuasi: “Los ciclos altos van generando prácticas que son nocivas en periodos más depresivos”

El mandamás de la segunda minera privada de mayor envergadura del país, Jorge Gómez, explica cómo han avanzado al interior de la empresa en la contención de costos.

La compañía fue la primera entre sus pares de implementar un plan de optimización, lo que les ha permitido tener un mejor pasar. Sin embargo, esto no ha significado que hayan estado exentos de decisiones difíciles como la cancelación de sus planes de crecimiento y recortes de planilla.

A cuatro años de que Collahuasi iniciaran su proceso de optimización, ¿hoy le queda espacio para seguir mejorando?
Absolutamente. La situación con la cual partimos nosotros fue difícil, de aguas tormentosa, por lo tanto lo que vino fue más de lo mismo. Al resto de las compañías, probablemente, les demandó un tiempo adicional tener que organizarse en esta disciplina con la cual nosotros partimos -eso fue una ventaja-, y lo hemos estado haciendo consecutivamente durante todos los años, y todos los años hemos tenido mejoras, de toda naturaleza.

Recientemente comentó que la nueva realidad los obligó a postergar proyectos. Además del proyecto de expansión, ¿qué más han ajustado?
El año pasado tuvimos que detener la planta de óxidos y lo hicimos justo en el momento adecuado. Ese tipo de decisiones se tienen que hacer rápido con un análisis suficiente para la toma de decisiones, pero que no signifique darle una y otra vez vuelta.

¿Podríamos ver decisiones similares este año si el precio cae nuevamente?
Nosotros nos hemos ido colocando en una situación un poco más cómoda porque nos hemos ido desplazando hacia el primer cuartil de costos, pero eso no significa que estemos pensando hacer mejoras suficientes en nuestros procesos (…) En este minuto nuestro objetivo es fortalecer nuestra compañía de tal manera que cuando las condiciones de mercado cambien los accionistas no tengan muchas duda de que este activo es el que está en mejores condiciones para tener un cambio.

En términos de productividad. ¿Hoy en día Chile está por debajo de los países en los que operan las controladoras de Collahuasi?
Hay una pequeña diferencia que no es tan notable. Creo que muchas veces los ciclos altos van generando “prácticas” que son nocivas cuando vienen periodos más depresivos. De hecho, nuestra industria por ser cíclica nuestra responsabilidad es aprovechar cuando está en la parte alta pero también responsablemente fortalecerla para cuando los ciclos sean bajos no tener el fantasma de irse desplazando.

Fuente: Pulso/Constanza Valenzuela

Compruebe también

Actividad económica creció 4% en febrero y registró su mejor desempeño en 2 años

El Índice Mensual de Actividad Económica (Imacec) registró un crecimiento de 4% en febrero comparado …