Inicio / Minería Nacional / Producción de cobre alcanza su nivel más bajo desde 2012

Producción de cobre alcanza su nivel más bajo desde 2012

En 2016 cerró con 5,5 millones de toneladas:
En el sector minero advierten que reactivar las inversiones es clave para revertir esta tendencia.

Una producción de cobre de 5,5 millones de toneladas logró la minería chilena en 2016, su nivel más bajo desde 2012, cuando esta alcanzó los 5,4 millones de toneladas. Por el contrario, entre 2013 y 2015 la producción de cobre del país superó los 5,7 millones de toneladas.

Las razones son múltiples. Carlos Urenda, gerente general del Consejo Minero, explica que en primer lugar contribuyeron factores geológicos, como el agotamiento y la baja en la ley de mineral -entendido como cantidad de cobre extraído por roca removida-, así como su mayor dureza y profundidad producto del envejecimiento de las faenas. Si bien es difícil hacerle frente a esta situación, es fundamental implementar mejores tecnologías e innovación para compensar en algo estos retrocesos, señala. Agrega que también es clave mantener los niveles de exploración minera del país, así como facilitar el desarrollo de nuevos proyectos mineros, “lo que muchas veces constituye una tarea titánica”, recalca.

Reactivar inversión

Juan Carlos Guajardo, director ejecutivo de Plusmining y ex Cesco, advierte que en la baja de producción hay ciertas razones coyunturales, como el peor desempeño de importantes faenas en el país, como Escondida, Los Bronces o Andina. Sin embargo, destaca que también hay razones estructurales. “Hay que preguntarse si esto no está reflejando un problema más estructural de la minería”, comenta, y añade que hay que enfrentar el envejecimiento de los yacimientos creando condiciones para el crecimiento de la inversión en minería, “algo que ha estado rezagado en los últimos años”, asegura Guajardo.

“Cada mina puede resolver sus asuntos, y obviamente es importante que lo hagan, pero si uno quiere ir al fondo, hay que volver a pensar cómo Chile vuelve a reactivar de manera fuerte la inversión para que los problemas de las minas viejas se vayan compensando con expansiones o con nuevos proyectos, y eso implica preocuparse de la inversión a todo nivel”, sostiene.

Otro de los factores que también explican esta baja es la suspensión de algunas operaciones. “Creemos que las de origen laboral, por ejemplo, cuando se dan fuera del marco legal, no deben tolerarse. Más aún si perjudican a terceros no involucrados o si se recurre a la violencia. También están las suspensiones por causas climáticas, ante las cuales lo que se puede hacer es marginal”, comenta.

Por último, el ejecutivo del Consejo Minero reconoce que en la baja en la producción existe un problema de productividad, tanto de capital como del trabajo. “En promedio, los trabajadores están procesando menor cantidad de mineral que años atrás”, sostiene, y reconoce que mejorar esto es tarea de todos y uno de los mayores desafíos del gremio este año, donde trabajarán en implementar lo aprendido del trabajo de la Comisión de Productividad.
Dureza
Las minas se van envejeciendo y es cada vez más difícil extraer el mineral.

Fuente: Diario El Mercurio/Antonia Eyzaguirre A.

Relacionada:

Producción industrial cayó 1,7% en 2016 arrastrada por minería y manufactura

Compruebe también

Joaquín Villarino, espera negociaciones colectivas fructíferas y sanas

Presidente Ejecutivo Consejo Minero: (Revista AreaMinera)  En el marco de Exponor 2017, el Presidente Ejecutivo …

Deja un comentario